mk-11-pelea

Desde el arcade a las consolas: Como Mortal Kombat definió el género de pelea

Mortal Kombat se ha vuelto un pilar del gaming, cambiando para siempre los juegos de pelea con sus violentas muertes y personajes singularmente creativos.

El gameplay característico de los juegos de pelea puede parecer un ‘machacabotones’ para quien es ajeno al género, pero hay que ser preciso y tener habilidad para volverse bueno en ellos.

Dentro del género, solo un puñado de franquicias han logrado convertirse en emblemáticas, y solo un par de ellas han podido plantarle cara a Mortal Kombat en términos de influencia e impacto. La serie nació a principios de los 90 cuando estaba en manos de Midway Games, y tras un largo camino hoy sigue teniendo presencia en el mundo gaming.

Para los gamers de la nueva era, Mortal Kombat es conocido por sus geniales movimientos y su gore indiscriminado al punto de ser tan realista que causa náuseas.

Además, varios de sus célebres personajes han obtenido reconocimiento dentro de la escena gamer y más allá, llegando a impregnar la cultura pop. El lore de Mortal Kombat no deja de ser interesante, con reinos en constante conflicto.

Los inicios de Mortal Kombat

scorpion-peleando-con-baraka

Los comienzos de Mortal Kombat fueron realmente humildes. Cuando en 1991 surgió la idea del juego, el equipo de desarrollo conformaba solo 4 personas, incluyendo un único programador. El arte y diseño de la historia estaba a cargo de John Tobias, quien en principio estaba jugando con la idea de una temática ninja para el juego, pero resulta que no llevaba a ningún lado.

En su lugar, Midway Games fue llevado por el concepto de crear un juego de pelea inspirado en la pelicula ‘Universal Soldier’ protagonizada por Jean-Claude Van Damme. El programador del equipo, Ed Boon, quería tomar las bases de Street Fighter 2 y volverlas más sólidas, pero a Van Damme no le terminó de convencer la idea y se desligó de Midway Games.

Pero en lugar de arrojar por la borda todas sus ideas, el equipo seguía empecinado en crear un juego de pelea. Aunque no hicieron un simple clon de Street Fighter, sino que apostaron a darle una vuelta de tuerca. Para empezar, se enfocaron en un aspecto que terminaría caracterizando a la serie: el GORE. Incluso con los gráficos pixelados de la época, el juego conseguía mostrarse brutal y violento con salpicaduras de sangre por doquier.

El sello de la casa son sus movimientos finales. Que cada personaje accediera a su repertorio propio de Fatalities para terminar las rondas con estilo era algo que impactaba por esas épocas.

El lanzamiento de Mortal Kombat en 1992 en las recreativas fue el puntapié que disparó la saga al estrellato. Tan solo un año después estaba llegando a las consolas hogareñas. La violencia extrema siempre fue un tema de controversia para la saga, pero es uno de los aspectos más entretenidos.

Cuando se debatió sobre el tema de las Fatalities en una entrevista, John Tobias, uno de los desarrolladores explicó que en un principio no se pensó incluirlas, pero cuando vieron la reacción de los gamers no dudaron en profundizar sobre el concepto e ir más allá. Y vaya que lo siguieron mejorando, apoyados por el avance gráfico con el paso de los años.

Mortal Kombat en la actualidad

foto-de-kitana

Tras el éxito del primer Mortal Kombat la saga seguió creciendo junto con su equipo de desarrollo, pero no fue hasta el lanzamiento de Mortal Kombat: Deadly Alliance en 2002 que llegaron a ser más de 25 personas.

Ed Boon, quien recordamos fue el primer programador, creía que la serie se mantuvo tan popular durante tanto gracias a su habilidad para diferenciarse de la competencia, con sus llamativos combates, secuencias y notable uso del gore. Boon también cree que los gamers siguen dándole una oportunidad a MK con cada entrega porque consiguen diferenciarse de sus antecesoras, y es gracias a esta ‘frescura’ que el juego se mantiene vigente con jugadores hipeados por conocer que trae cada nueva entrega.

Los elementos que marcan a la saga Mortal Kombat – el gore y fatalities – han ido creciendo en intensidad, junto con la evolución tecnológica que supuso dejar los sprites pasando a escenarios en 3D curradisimos. Aunque la violencia revuelve-estómagos puede resultar espectacular para los gamers, ha pasado su factura al equipo de desarrollo. Esto fue visto en el MK 11 del 2019, que incluyó muchos de los movimientos finales más sangrientos que ha visto la serie.

Los desarrolladores se adelantaron para confesar que han llegado a sufrir de pesadillas y pensamientos intrusivos por tener que investigar referencias de la vida real para su trabajo, e incluso un desarrollador confesó que tuvo trastorno de estrés postraumático gracias a la constante exposición al contenido gráfico.

Mortal Kombat 11 ha sido un indiscutido éxito al vender 12 millones de copias globalmente, dejando claro que el entusiasmo por la serie sigue bien vivo. Sin embargo, la serie no ha estado exenta de controversias, y se sitúa en un nicho tan competitivo que la obliga a reinventarse constantemente. Por fortuna, los desarrolladores parecen estar a la altura del desafío.

El legado que nos deja Mortal Kombat

scorpion-con-roster

Mortal Kombat es un ícono de la cultura pop que nos ha dejado películas, series y juegos de carta, pero también se encuentran referencias en la música y otras producciones populares.

Hasta 2021, la serie ha conseguido vender 73 millones de copias a nivel global, posicionándose como el juego de pelea más vendido de todos los tiempos. Claramente, el punto central que lo ha envuelto en el centro de la polémica es su violencia gráfica. Durante la Audiencia del congreso sobre videojuegos en 1993, Mortal Kombat fue uno de los preferidos para ilustrar los niveles de violencia del mundillo, y terminó influyendo en la creación del ESRB, el organismo que clasifica el contenido de los videojuegos.

Son muchos los juegos que han intentado replicar la violencia de Mortal Kombat, incluyendo a Bloodstorm, Killer Instinct y Way of the Warrior, pero son pocos los que han llegado a enganchar al nivel que MK lo ha conseguido.

Mortal Kombat también ha dejado huella en el gaming a través de sus diseños de personajes singularmente creativos. Entre los más memorables estan Scorpion, Smoke, Sub-Zero y Reptile – quien es un personaje secreto en la primera entrega. Sus alocados y surrealistas movimientos son la fórmula que les ha otorgado una gran personalidad. Presentandose como una saga más descabellada que sus competidores, pero con personajes únicos que lanzan bolas de fuego y dividen oponentes por la mitad.

A día de hoy la franquicia Mortal Kombat no muestra signos de ceder, con MK12 ya encaminado a lanzarse en PS5 este 2023. Tras 3 décadas de vigencia, la saga de Mortal Kombat se ha consolidado como una pieza clave del género gracias a sus viscerales movimientos finales, y a pesar de su edad sigue dando cátedra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.