analisis-valheim

Review de Valheim, un destacable survival de acceso anticipado

Valheim es un juego de supervivencia basado en la cultura vikinga que nos ofrece una experiencia atrapante con un sistema de progresión muy conseguido, logrando mantener a los jugadores explorando, creando y construyendo durante horas y horas.

Steam ha sido invadido por juegos de supervivencia desde que el fenómeno de Minecraft empezó a crecer tanto en popularidad, y por eso cuando hay uno que consigue destacar sobre el resto y hacerse un hueco merece nuestra atención. Valheim es un título de acceso anticipado lanzado en Steam por Iron Gate Studio en Febrero de este año, que combina mecánicas inspiradas en Minecraft con un entorno ambientado en la época de los vikingos, y ha conseguido hasta ahora vender más de 5 millones de copias. La popularidad de Valheim actualmente no para crecer, y tiene un muy merecido éxito a nuestro entender.

Los jugadores de Valheim comienzan en una pradera, casi desnudos y sin disponer de herramientas, similar a otros juegos como ARK. Los primeros minutos de Valheim se enfocan en conseguir recursos básicos, golpeando árboles para obtener madera que podrá ser usada para crear a su vez herramientas que agilizen el proceso de recolectar madera entre otros materiales. Estos materiales pueden ser usados para crear edificios en donde los jugadores se refugian de las amenazas del entorno y los enemigos. Es un desarrollo similar a otros juegos de supervivencia ya conocidos, pero en Valheim lo llevan a niveles más adictivos.

Quizás una de las razones por las que Valheim ha conseguido destacar sobre otras propuestas del género es que no trata de agobiar a los jugadores con las típicas barras de hambre e hidratación que se agotan en poco tiempo. Este tipo de mecánicas incentivan a los jugadores a estar constantemente pendientes del «bienestar» de su personaje en lugar de enfocarse en los aspectos mas entretenidos de la jugabilidad. Los desarrolladores de Valheim comprendieron esto y adaptaron sus mecánicas para recompensar a los jugadores por comer, en vez de castigarlos por no hacerlo.

Al inicio, en Valheim cuentas con una barra de salud inicial que se va incrementando a medida que consumes alimentos. Para aumentar tu salud y resistencia tienes tres tipos diferentes de alimentos, cada uno con diferentes efectos en tu personaje. Debido a que no es posible morir de hambre en el juego, no se tiene la presión de conseguir comida como sea. Esto hace que los jugadores sean conscientes del sistema de hambre que existe pero sin llegar al punto de la obsesión con ello.

La comida es generalmente fácil de conseguir. No suele ser necesario aventurarse muy lejos para encontrar todo tipo de bayas, además de animales para cazar con los que obtener carne como jabalies y ciervos. No pasará mucho antes de que los jugadadores en Valheim cuenten con una importante reserva de comida, y luego puedan concentrarse en los otros aspectos más entretenidos del juego, como la exploración, la fabricación de mejores equipos y enfrentarse a enemigos desafiantes.

Valheim le brinda al jugador total libertad desde un principio para moverse por donde quiera, sin embargo hay algunas zonas que estan enfocadas a niveles mas avanzados. El mapeado de Valheim está compuesto por biomas que van guiando a los usuarios a traves del juego, incorporando elementos adicionales y nuevas mecánicas a lo largo del recorrido. Para comparar, podemos tomar el bioma de la pradera que está enfocado principalmente a la recolección de materiales y la construcción de estructuras, pero cuando nos dirigimos hacia el bosque negro nos encontraremos mayormente con mazmorras, enormes trolls y depósitos de oro.

El juego está bien equilibrado en el sentido de que no hace de guia, pero tampoco termina resultando confuso o inaccesible. Los jugadores van descubriendo lo próximo que tienen que hacer basandose en lo que van encontrando. Mientras exploran el bioma de la pradera, los que recien empiezan se daran cuenta rapidamente de que es complicado cazar ciervos usando solo cuchillos y palos, asi que tendran que craftearse su propio arco con flechas. Luego de que consigan cazar venados con éxito para obtener su piel, aprenderán a crear una armadura de cuero que les hará más sencillo luchar contra los enemigos del juego que se presenten, como los Greydwarves. A su vez esta práctica los terminará preparando para desafiar a su primer boss, Eikthyr. Si lo consiguen, se desbloqueará el acceso a más items que aportan al potencial jugable.

Valheim no es un juego que te abruma de entrada, sino que va enseñandote de una cosa a la vez para evitar bombardearte. En este sentido, el ritmo de juego es brillante y consigue que la experiencia sea grafiticante a medida que uno va aprendiendo distintas cuestiones del juego y nuevas recetas de crafteo. De esta manera se consigue el compromiso de los jugadores, ya que siempre tienen objetivos en el juego, resolviendo el problema de la falta de dirección con la que otros títulos de supervivencia han tenido que lidiar.

El objetivo principal en Valheim es derrotar a los jefes. Cada uno de ellos tiene su propia ubicación en el mapa en donde pueden aparecer siendo invocados. Las batallas contra los jefes son desafiantes, y pueden suponer un auténtico reto, lo que supone para los jugadores tener que contar con el equipamiento adecuado y un nivel de estadísticas acorde. Gracias al modo cooperativo en línea, se puede formar equipo con hasta nueve jugadores para que las batallas no sean tan duras, sin embargo seguirán suponiendo un desafío.

El combate en Valheim ofrece a los jugadores una variedad opciones. Pueden hacer uso de un arco si lo desean, lo que les permite inflingir daño a distancia y es en general más seguro que el combate cuerpo a cuerpo. Como alternativa, tambien pueden equiparse con un cuchillo y un escudo, deteniendo los ataques y asestando ráfagas de golpes cuando tengan la oportunidad. Independiente del modo de combate que los jugadores de Valheim adopten, el juego los recompensará subiendo las estadísticas relativas al tipo de habilidad. Por ejemplo, usar un arco aumentará la estadística del mismo, hacerlo con armas cuerpo a cuerpo mejorará esa estadística, y asi sucesivamente. El modo en que el juego se plantea la progresión dentro del mismo consigue que la experiencia resulte tan gratificante como un buen RPG, y sea un título que nos mantenga pegados a la pantalla.

Dentro del juego tambien es una opción pasar de largo de las batallas con jefes y combate con enemigos para centrarse solamente en los aspectos de crafteo, y aún así poder dedicar docenas de horas al título. Los jugadores de Valheim han puesto su creatividad y esfuerzo a construir mundos increíbles gracias a las mecánicas que ofrece el juego, incluyendo recreaciones como áreas de Game of Thrones, Diablo y World of Warcraft. Si bien el aspecto de construcción en Valheim tiene su curva de aprendizaje, una vez que los jugadores le agarran el truco pueden concebir sus propias aldeas vikingas con poco tiempo.

Y eso es la belleza de Valheim. Nos ofrece una experiencia de juego realmente profunda, permitiendo a los jugadores ahondar en los aspectos más relacionados con un RPG de acción, o explorar los aspectos de construcción para poder crear pueblos a nuestra medida y recrear fantasias vikingas. El juego tambien nos permite construir naves para explorar los mares, o podemos desplazarnos mediante las mazmorras que recorren los bosques. La verdad es que en Valheim tenemos muchas cosas para hacer aunque sea un juego en desarrollo temprano, además de que su mecánica de progresión nos sorprende por lo bien que está ajustada para que no nos llegue a resultar demasiado intimidante.

Luego de jugar Valheim, uno puede sorprenderse de estar jugando un título que técnicamente está en su etapa temprana de desarrollo. Realmente, hay muy poco en Valheim que nos de indicios de que es un título «Early Access». Podríamos decir que en la actualidad Valheim es un juego de acceso anticipado que se muestra más pulido y rico en contenido que otros juegos de 60 dólares por ahi lanzados como títulos finalizados. Sin embargo, aunque el contenido y la jugabilidad de Valheim nos resulten convincentes para pensar que no estamos probando una Alpha temprana, tiene algunos problemas técnicos en la programación que los jugadores deberían conocer.

Algunas personas han experimentado un bug que borra los mundos de los jugadores, y el propio juego advierte a los jugadores que podrían perder el acceso a su personaje cuando se conecten para jugar en línea. Honestamente, nunca llegamos a experimentar estos errores en nuestro tiempo de juego, y se comenta que son bastante raros. Pero no podemos dejar de lado de que la probabilidad de que ocurran existe y son aspectos que llegan a joder la experiencia. Los que ya esten familiarizados con los Early Access sabrán que es normal que entre cada actualización se wipeen los mundos y personajes para tener que volver a empezar de cero cuando se añaden nuevas características importantes o se va modificando el código del juego.

Es cuestión de tiempo para que sus problemas se vayan solucionando, todavía hay mucho contenido que esperar para este año si nos guiamos por la hoja de ruta de Valheim. En su estado actual nos ofrece una experiencia absorvente y hasta nos atrevemos a decir que es el primer juego survival de este estilo que consigue igualar a Minecraft en términos de diversión pura. Si continua por este camino de buen hacer, es un juego realmente prometedor en su categoría.

Consigue Valheim en oferta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa cookies limitadas para mejorar tu experiencia